Jamás pensé que disfrutaría tanto unas clases de canto

Llevo muchos años cantando, poco a poco mi voz ha ido perdiendo brillo y cada vez me cuesta más llegar a los agudos que antes hacía con facilidad. Me di cuenta de que necesitaba ponerme en manos de alguien que me ayudara. Llegué a Gemma recomendado por una amiga y con ella comenzó el cambio.

Antes había pasado por un par de profesores de canto con los que no acerté, y aunque mi predisposición no era la mejor, tengo que decir que con Gemma fue diferente, ella me ha enseñado algo que para mí ha sido revelador y es que cantar no es forzar sino lo contrario, relajar. Me está enseñando a cambiar todo aquello que aprendí por mí mismo y que no me ayudaba, y poco a poco me va  descubriendo un nuevo camino más adecuado para mí y a la vez más placentero .

Con Gemma aprendo a ampliar mi registro y lo mejor es que aún me queda mucho por descubrir. Jamás pensé que disfrutaría tanto unas clases y es gracias a su técnica y su forma de enseñarla.

Scroll al inicio