Gemma no trabaja por repetición de un método, sino que explora para mejorar sus enseñanzas y perfeccionar los aprendizajes. Detrás, hay pasión.

Gemma ha conseguido que vuelva a creer en la enseñanza vocal, ¡y con creces!

Después de malas experiencias pedagógicas en este ámbito que me llevaron a tener que dejar de cantar por dolor en el cuello y pérdida de voz, ha conseguido que pueda volver a hacerlo sin ningún tipo de molestia y con más potencia que nunca.

Gemma me cautivó des del primer día, soy una persona empírica y que trabajo con la fisiología y la anatomía cada día, y supo explicármelo todo des de esta vertiente, ganándose toda mi confianza. A pesar de ser un alumno que sólo lo hace a modo de hobby, he conseguido una mejora notable de mis habilidades con sus clases, y gracias a esto, puedo disfrutar cantando por placer. Y lo mejor de todo, es saber que puedo aprender muchísimo más con ella.

A nivel personal, llegar y que te reciban siempre con una gran sonrisa y con disposición de adaptar los ejercicios a como estés ese día aporta un plus que hace de sus clases una experiencia agradabilísima.

Scroll al inicio