Nueva sección de radio sobre la voz

Nueva sección de radio sobre la voz

Como sabes, soy una apasionada de la voz humana. Desde que empecé a estudiar y a investigar sobre la voz, todo lo que ella engloba me atrapó: ¿Por qué hay tanto misterio relacionado con ella? ¿Por qué pensamos que «se nace o no se nace» con una gran voz? ¿Cuáles son las posibilidades reales que todos tenemos con nuestra voz?…..

Éstas y varias preguntas más se me han ido planteando a lo largo de mi carrera y, por pasión, me he dedicado a buscar respuestas.

Hace unas semanas me llamaron de la radio para proponerme hacer una sección sobre la voz en el programa Connectats, que se emite cada tarde por La Xarxa (la red de emisoras locales). Aunque al principio es una idea que me daba respeto, al mismo tiempo me pareció muy estimulante, así que me animé a hacerlo 🙂 .

Mi sección sobre la voz se emitirá en directo una vez al mes, los martes de 18:20 a 18:40h. En ella intentaré dar respuesta a todas estas preguntas y otras que puedan surgir. La idea es que sea una sección abierta en que tod@s podáis participar con vuestras preguntas y sugerencias.  Además, también analizaré cantantes para que puedas observar los recursos que utilizan con su voz y te hablaré de algunas curiosidades.

En este primer programa explico el por qué de «tanto misterio y tantos mitos» sobre la voz y  pongo ejemplos de diferentes cantantes utilizando los modos vocales. ¡Espero que lo disfrutes!

El próximo programa será el MARTES 17 DE DICIEMBRE, a las 18:20h, también colgaré el podcast por si a esa hora no lo puedes escuchar.

Si hay algún cantante en particular que te gustaría que analice en el próximo programa o tienes cualquier pregunta sobre la voz que me quieras hacer, puedes escribirme un e-mail a info@gemmapedros.com o comentarlo en esta misma entrada del blog

¡Un abrazo!

JAMÁS PENSÉ QUE PODRÍA CONSEGUIR ESTO

JAMÁS PENSÉ QUE PODRÍA CONSEGUIR ESTO

A menudo me dicen cosas como «tienes una voz increíble», «qué bien cantas», etc. Mucha gente piensa que he nacido con el don del dominio sobre mi voz y que ha sido tan fácil como: nacer, abrir la boca y ya…

Lo que muchas personas no saben es todo el camino que he hecho para llegar hasta aquí, que incluye una operación de cuerdas vocales y pensamientos limitantes sobre mi voz como: «tengo unas cuerdas vocales débiles», «yo nunca podré hacer esos sonidos», etc. ¡Hace unos años me habría parecido totalmente imposible conseguir lo que he conseguido con mi voz!

Hoy me gustaría compartir contigo este post de mi blog, donde te explico cómo ha sido mi camino y mi experiencia, para que veas que yo también he pasado miedos y dificultades con mi voz y que han sido el autoconocimiento y la técnica lo que me han permitido avanzar y mejorar. Como pueden hacerlo también contigo 😉

Tuve la suerte de nacer en una familia de músicos, lo cual me dio una predisposición y una amor para la música prácticamente desde la cuna. Siempre me gustó cantar, y siempre tuve claro que sería cantante. Hasta ahí vale, pero aunque no lo parezca, con eso no era suficiente.

Conseguí que me apuntaran a clases de canto a los 15 años (antes no te dejaban más joven, por ese mito de que «la voz tenía que cambiar antes») y estuve 2 años estudiando canto clásico en el conservatorio. A los 17 me salió la oportunidad totalmente improvisada, de un día para otro, de cantar en la orquesta de mi padre y me convertí en cantante profesional de la noche a la mañana.

Las canciones de la orquesta eran de música moderna y me encontré con el primer gran problema: no podía utilizar la técnica y la voz que me enseñaban en las clases de canto, porque entonces me sonaba la voz «lírica» y no me gustaba para nada como sonaba. Así que tuve que buscar por intuición una voz «más natural» para cantar en los conciertos. Y ahí empezó el segundo gran problema: la voz se me cansaba tras los ensayos y las actuaciones, empecé a quedarme afónica después de cantar y a notar que no llegaba con comodidad a las notas agudas. No tenía ni idea de cómo solventarlo, así que sólo seguía y seguía cantando como podía, sufriendo en cada concierto y ensayo… Hasta que mi voz perdió su brillo y era incapaz de hacer un solo concierto sin forzar.

Al cabo de un año y medio mi voz ya no era la misma. Me hinchaba de pastillas de própolis, de potasa, lizipainas, zumos de limón con miel, huevos crudos… pero nada, nada funcionaba. Finalmente fui a un otorrino y me dio el veredicto: tenía un pólipo en mi cuerda vocal derecha, fruto de forzar la voz, y se estaba empezando a lesionar mi cuerda vocal izquierda también. El golpe fue grande: ¿Cómo podía ser, yo que estaba estudiando canto y me había esforzado tanto en hacerlo bien? Pero la explicación era clara: era incapaz de adaptar lo que aprendía en clase con «mi voz lírica» a  mi «voz natural».

No hubo más remedio que operar, pues la lesión ya estaba muy afianzada. Así que yo, fui operada de mis cuerdas vocales antes de los 20 años.

Después de eso cambié de profesora de canto y busqué una de «canto moderno», porque yo nunca había querido cantar lírico en realidad, y necesitaba a alguien que pudiera ayudarme a cantar lo que me gustaba sin hacerme daño. Tuve mucha suerte con mi segunda profesora, que tenía una formación sólida en técnica vocal, me ayudó muchísimo durante años e hice un gran avance con mi voz.

A partir de ahí me convertí en una apasionada de la voz como instrumento y empecé a leer libros, apuntarme a seminarios de profesores y técnicas internacionales, etc. Aunque siempre me sentí un poco «débil» por estar operada de las cuerdas vocales y tenía mucho miedo a hacerme daño otra vez. Creció y se arraigó en mí la idea de que yo «tenía unas cuerdas vocales débiles» y que tenía que ser muy cuidadosa, por lo que nunca me atreví a hacer sonidos como «la voz rota» (que por cierto, me encantaban), ya que pensaba que «yo no podía hacerlos por genética». Como ves, sé muy bien de lo que hablo cuando te hablo de los «mitos» que hay en el mundo de la voz, ¡yo misma los he sufrido! 😉

Al cabo de bastantes años, por circunstancias que tal vez cuente en otra ocasión, entré en contacto con la Técnica Vocal Completa (Complete Vocal Technique), y me apasionó tanto que decidí formarme como profesora autorizada. Esta técnica me ayudó a romper un montón de muros y mitos, me dio un punto de vista mucho más global y objetivo y me ha permitido llegar a puntos donde jamás llegué a imaginar que llegaría con mi voz. Ahora puedo hacer «lo que quiera» con mi voz sin tener miedo a dañarme, tanto clásico como moderno, pues sé bien cómo hacerlo y qué instrucciones concretas debo darle a mi cuerpo. Esto me da una sensación de libertad brutal, difícil de describir…. TE IMAGINAS PODER CANTAR COMO QUIERES (y no sólo como puedes)? ¡Así me siento yo! 🙂

Y lo mejor de todo es que cualquiera puede hacerlo, yo no soy un caso excepcional. Tan sólo necesitas una buena guía que te ayude a encontrar el «CÓMO».

Aquí puedes ver una actuación improvisada en directo donde hago cosas con mi voz que antes pensaba que era incapaz de hacer:

 

Si tienes ganas de mejorar en profundidad tu voz, de romper muros y limitaciones y de llegar mucho más allá, puedes conseguirlo apuntándote a mi curso MÓDULOS DE TÉCNICA VOCAL COMPLETA.

Descubrirás todo lo que puedes hacer con tu voz, y lo que es más importante, CÓMO CONSEGUIRLO.  En este curso (de noviembre a junio) aprenderás las bases de una voz sana, cómo hacer «diferentes voces», cómo cantar/hablar sin quedarte afónico/a, cómo llegar a notas mucho más agudas, cómo conseguir más volumen…. ¡y muchas cosas más! Se trabaja en grupo reducido y la atención es totalmente individualizada.

SÓLO UNA VEZ AL AÑO EN BARCELONA. ¡EMPEZAMOS EL 23 DE NOVIEMBRE! 

¿Qué podemos tomar para curar la afonía que realmente funcione?

¿Qué podemos tomar para curar la afonía que realmente funcione?

Es época de alergias y con estos cambios de temperatura, también de resfriados.

Muchas personas se encuentran con que en esta época se quedan afónicos por alguna de estas dos causas. Pero otras muchas se quedan afónicas también durante el resto del año por un mal uso de la voz en determinadas situaciones: cuando tienen que hablar muchas horas, cuando salen de fiesta, cantando en los ensayos con su banda, cantando en su propio concierto y acabando con “la voz cansada”, cuando tienen muchos conciertos seguidos…etc.

Muchas veces nos quedamos afónicos sin saber muy bien qué ha pasado y entonces no sabemos cómo recuperar nuestra voz. Empezamos a tomar pastillas, caramelos, infusiones, trucos de la abuela… Pero nada funciona realmente, ¿verdad? La voz sigue sin volver milagrosamente.

 

¿QUÉ PODEMOS TOMAR PARA RECUPERAR LA VOZ QUE REALMENTE FUNCIONE?

 

La respuesta, sintiéndolo mucho, es NADA. No hay ningún alimento o líquido que entre en contacto directo con las cuerdas vocales.

Las cuerdas vocales están situadas en la laringe, directamente encima de la tráquea, y el cartílago Epiglotis se inclina “tapándolas” cada vez que tragamos (sea líquido, comida o saliva). En este caso, su función es evitar que la comida/líquido entre en las vías respiratorias y facilita que se dirija hacia el esófago.

Decepcionante, ¿no?, sé que lo es, pero mira la parte positiva: ¡vas a ahorrarte un montón de dinero en potingues y remedios inútiles!

 

.

Entonces, ¿QUÉ PODEMOS HACER CUANDO NOS QUEDAMOS AFÓNICOS?

 

Cuando nuestras cuerdas vocales están inflamadas, lo único que podemos hacer para reducir la inflamación es NO UTILIZARLAS, dejarlas reposar. Esto significa NO HACER NI UN SIMPLE SONIDO durante, al menos, 3 o 4 días. Cuidado con «hablar flojo», cuando lo haces sigues utilizando tus cuerdas vocales y, además, hablando de este modo todavía las inflamas más.

Sé que es difícil y tal vez te parezca imposible, pero te aseguro que no lo es. Yo misma lo hago cuando, por desgracia, algunos resfriados me afectan a la laringe e inflaman mis cuerdas vocales. Es cuestión de concienciarse y, sobretodo, tomárselo con calma. Llevar una pizarra pequeña o una libreta encima para escribir y… paciencia. Tus cuerdas vocales te lo agradecerán, ¡te lo aseguro!

Otra cosa que puedes hacer para ayudar, además, son INHALACIONES DE VAPOR (VAHOS). Lo mejor es utilizar plantas medicinales como la camomila o el tomillo y aspirar el vapor con los aceites esenciales que van desprendiendo durante los 10 primeros minutos. Con ello hidratas la mucosa de las cuerdas vocales y esto sí que les llega directamente.

Para casos de urgencia, los médicos recetan un anti-inflamatorio muy fuerte, que sólo puede ser adquirido con receta médica y que no es nada recomendable por las consecuencias que puede traer. Así que, si lo puedes evitar, mucho mejor, porque tampoco es “la panacea”.

Y ya está, realmente no puedes hacer nada más, aunque sea frustrante no existen fórmulas ni remedios mágicos…

Por ello, si te sueles quedar afónico/a por un mal uso de la voz, lo mejor que puedes hacer es PREVENIR y aprender a UTILIZAR LA TÉCNICA VOCAL CORRECTA. En poco tiempo empezarás a ver los resultados, dejarás de inflamar tus cuerdas vocales por un mal uso, con lo que ya no te quedarás afónico/a y tu voz te lo agradecerá.

Espero haber resuelto algunas de tus dudas y haberte ayudado con este artículo.

¡Saludos musicales!

¿ SE NACE CON UNA GRAN VOZ ?

¿ SE NACE CON UNA GRAN VOZ ?

Yo no tengo voz, yo no tengo oido, mi voz no es bonita, yo no sé cantar… etc. Escucho estas afirmaciones a menudo en el primer día de clase o taller, o en conversaciones triviales entre amigos o familiares.

¿Se nace con una gran voz?  Esa es la pregunta que muchas veces me hacen y mi respuesta es siempre la misma: TODOS TENEMOS UNA GRAN VOZ, todos podemos llegar a cantar bien. Enseguida me contestan que no puede ser porque “hay gente que canta fatal” y en cambio “hay personas que cantan super bien”.

¿Qué es lo que determina que unas personas “canten bien y otras mal”? Hay varios factores, pero sobretodo las causas son emocionales y tienen mucho que ver con los mensajes y la educación recibidos.

La explicación desde el punto de vista anatómico es sencilla: Todos nacemos con una laringe, unas cuerdas vocales, un diafragma, unos pulmones, etc. (excepto casos muy excepcionales que puedan tener un problema congénito, por supuesto). Por lo tanto, todos tenemos los elementos necesarios para producir el sonido de nuestra voz, y que ésta suene bien.  El secreto está en “saber utilizar estas partes del cuerpo” dándoles las instrucciones concretas y correctas para conseguir los resultados que deseamos. Todas las voces responden a las mismas leyes: si damos la instrucción correcta conseguiremos lo que queremos (afinación, volumen, potencia, dulzura, etc.).

Entonces… ¿Cómo es que parece que algunas personas no encuentran esas “instrucciones correctas” y su voz no suena como les gustaría? Ahí es donde viene la explicación emocional y educacional. Acostumbramos a olvidar que nuestra voz forma parte de nuestro cuerpo (¡de todo nuestro cuerpo!), y que nuestro cuerpo está conectado directamente con nuestras emociones.

Cuando éramos bebés, todos llorábamos y gritábamos con muchísima potencia, y jamás nos quedamos afónicos por berrear. Teníamos nuestra voz completamente conectada con nuestras emociones y nuestro cuerpo, y de manera totalmente instintiva sabíamos cómo utilizar las partes de nuestro cuerpo para conseguir lo que queríamos con nuestra voz. 

Crecimos y algo cambió… A medida que tomamos consciencia y fuimos creciendo, poco a poco fuimos recibiendo los mensajes que venían de nuestro exterior, la mayoría de las veces de manera totalmente inconsciente y además, muy a menudo de forma no verbal. 

Algunos de nosotros tuvimos la suerte de recibir mensajes como: “qué voz tan bonita”, “vamos a cantar juntos”, “quien canta su mal espanta”, sonrisas o caras de aprobación cuando canturreábamos, etc. Otras personas, sin embargo, recibieron otro tipo de mensajes: “oh, a ver si te callas”, “qué voz de pito”, “mejor que cante tu hermana/o”, “hablarás cuando se te diga”, “calladita/o estás más guapa/o”, etc. Después llega un punto donde ya somos nosotros/as mismos/as quien nos repetimos este tipo de mensajes, haciéndolos nuestros. Hay una gran diferencia en recibir un tipo de mensaje u otro. Los primeros ejemplos animan a seguir utilizando la voz y expresarse, los segundos hacen que la voz se reprima.

Cuando recibes mensajes positivos sobre el uso de la voz es más fácil mantener la conexión voz-cuerpo-mente activa, en cambio, cuando recibes mensajes negativos lo que haces es ir desconectándote poco a poco.

Sumado a esto también está el tema educacional. Si has crecido en una familia/entorno donde se ha cantado a menudo y se ha fomentado el expresarse vocalmente, es mucho más fácil mantener esta conexión activa. En cambio, si en tu entorno no se ha cantado demasiado ni se ha fomentado, es más común que hayas ido reprimiendo tu voz.

¿Se puede volver a conectar con nuestra voz, descubrir sus posibilidades y sacarle más partido?

La buena noticia es que SIEMPRE PUEDES APRENDER a re-conectar con tu voz y conseguir los resultados que deseas.  De hecho, yo siempre digo que en realidad, aprender a cantar es “RE-aprender” a hacer algo que ya sabíamos hacer y que hemos ido olvidando. ¡Nunca es tarde!

Con paciencia y ganas puedes volver a aprender las “instrucciones correctas” que debes darle a determinadas partes de tu cuerpo y apreciar cómo poco a poco vas mejorando. Conseguirás afinar mejor, llegar a notas más agudas, tener más potencia y matices en tu voz, hacer diferentes sonidos y «ruidos» sin quedarte afónico/a, etc. Para mí es una gran satisfacción ver la evolución de mis alumnos, cómo poco a poco van rompiendo barreras, creciendo y mejorando, hasta llegar a puntos que nunca antes habían imaginado.

Tanto si cantas bien pero quieres mejorar (hacer notas más agudas, más potentes, conseguir determinados sonidos, etc.) como si crees que “no tienes una buena voz”, quiero que sepas que no estás limitado/a y que TÚ PUEDES CONSEGUIR MÁS CON TU VOZ. Sólo necesitas paciencia, ganas, regularidad y un buen profesor de canto que comprenda tus necesidades y te guíe en el proceso.

Una buena toma de contacto con las posibilidades de tu voz puede ser el taller de INTRODUCCIÓN A LA TÉCNICA VOCAL COMPLETA, un taller intensivo de un día, muy completo, donde conocerás el funcionamiento de tu voz y aprenderás trucos concretos para sacarle más potencial y mejorarla.

Si quieres que yo sea tu guía, estaré encantada de acompañarte en este camino de crecimiento. Con mi método personal que combina la revolucionaria Técnica Vocal Completa (Complete Vocal Technique © ) con el acompañamiento del Coaching sistémico transaccional y el trabajo corporal elaboraré un plan totalmente personalizado enfocado en tus objetivos, adaptándolo siempre a tus necesidades y ritmo.

Juntos podemos conseguirlo. Let’s sing!

Gemma Pedrós “ÓPAL”

Descubre las posibilidades de tu voz en el taller de INTRODUCCIÓN A LA TÉCNICA VOCAL COMPLETA