Llevo un año haciendo clases con Gemma y aunque parezca increíble, hoy estoy cantando, afino mejor y empiezo a aceptar mi voz

Hace dos años las circunstancias me llevaron a sumergirme en un mundo difícil para mí, un espacio que todavía no había explorado: LA VOZ.

Nunca antes había cantado, ni siquiera tarareado una canción y cuando decidí hacerlo me topé con un muro infranqueable: MI MENTE. Por ella sólo pasaban pensamientos, tipo: “Tengo una voz muy fea”, “No sé afinar”,“ No tengo oído”, “Vocalmente soy muy difícil”. Estos mensajes no estaban en mí, llegaron del exterior y mi cuerpo los hizo suyos. Intentaba cantar y fracasaba. Quieres cantar y no puedes. Cuando te sientes así, la frustración es muy grande. Pero rendirme no era mi opción ¿Cómo conseguirlo?

Llevo un año haciendo clases con Gemma y aunque parezca increíble, hoy estoy cantando, afino mejor y empiezo a aceptar mi voz. Sin la metodología que sigue Gemma y su profesionalidad no hubiera sido posible. Gracias a ti, Gemma, he ganado confianza y seguridad vocal y sobre todo hoy empiezo a disfrutar de algo que siempre he querido hacer: CANTAR.  Mil Gracias, el muro se desvanece ¡Seguimos!

Scroll al inicio